Make your own free website on Tripod.com

 

 

volver
El Departamento Río Senguer (suroeste de Chubut) y tres próceres olvidados (Julio Koslowsky, Antonio Steinfeld y Eduardo Botello)
Por: Alejandro Aguado (texto y fotos)
Nota publicada originalmente
a fines del
2002 en el
Nº 19 de
la revista
La Bitácora
Patagónica
,
editada en
General Roca,
Río Negro,
Patagonia
Argentina
















Eduardo Botello


















Julio Koslowsky

















El suroeste de Chubut es una de las regiones menos conocidas de la provincia y, en su mayor parte, su historia permanecía inédita. Con algunas excepciones, como los valiosos libros del doctor Enrique Perea, que rememoran retazos de las vivencias de los pobladores de la zona norte del departamento Río Senguer y que reconstruyen gran parte de la genealogía de las familias indígenas que perduran en la misma región, recién desde hace unos pocos años su pasado comenzó a salir a la luz. Mi último libro, El viejo oeste de la Patagonia, que indaga en la historia de Valle Huemules, Lago Blanco y El Chalía, y otro ya finalizado, dedicado a la totalidad del departamento Río Senguer, que reconstruye entre 1883 y 1919 la historia de la exploración y colonización y la de ocho tribus indígenas, muestran una región con características propias, que se desarrolló independiente de la influencia galesa y de la tradicional historia relacionada con la actividad petrolera con la que conmunmente se asocia al sur de Chubut; que son las dos grandes líneas históricas que caracterizan a Chubut. Pese a que siempre se estimó que el valle de los lagos Musters y Colhué Huapi (Sarmiento) fue la primera región del sur de Chubut que colonizó el blanco, ahora se puede afirmar que el poblamiento comenzó en lo que hoy es el departamento Río Senguer. Tres de los primeros colonos fueron científicos, empleados del Perito Francisco Moreno en el Museo de La Plata e integrantes o colaboradores de las comisiones argentinas para la delimitación del límite fronterizo con Chile. Dos de ellos, el correntino Eduardo Botello y el austríaco Antonio Steinfeld, en 1888 fueron enviados por el Museo de La Plata al sur de Chubut con el fin de explorar la entonces desconocida región del centro-oeste de la provincia. A fines de 1890 se establecieron por separado en el valle del curso medio del río Senguer; lo que los convirtió en los primeros colonos del departamento Río Senguer.
En 1896, otro científico empleado del Perito Moreno, el naturalista lituano Julio Germán Koslowsky, se estableció en Valle Huemules y se convirtió en el primer colono del valle.

Antonio Steinfeld y Eduardo Botello, exploradores y primeros colonos del departamento Río Senguer.
En 1888 Antonio Steinfeld y Eduardo Botello se desempeñaban como empleados del Museo de La Plata. En agosto de ese año el Perito Moreno les encomendó que releven el interior de la región central de la Patagonia, que en su mayor parte era desconocida. El mando de la expedición recayó en Carlos Ameghino, quien fue separado del cargo el 12 de marzo de 1889 por no cumplir con las instrucciones encomendadas. Pese a ello, llevaron al Museo una importante carga con muestras de minerales, plantas, animales, cráneos y fósiles. Ese mismo mes, el Dr. Francisco Moreno encomendó a Steinfeld, Botello y M. G. Mohler realizar una nueva expedición a la zona. Con ellos llevaron lo necesario para permanecer un año. Desembarcaron en Puerto Madryn, luego viajaron a la cìFontana y descubrieron contiguo al último, otro lago al que denominaron La Plata en homenaje a la ciudad donde se situaba el museo para el que trabajaban. Al sur de Chubut bautizaron Lago Blanco a un pequeño lago de aguas barrosas. Del Lago Buenos Aires continuaron hasta el río Chico de Santa Cruz y en julio de 1890 arribaron a Puerto Santa Cruz. Botello escribió una memoria de las exploraciones, pero los manuscritos se perdieron. Mohler publicó en Francia en 1892 una crónica de la exploración de 1890. A fines de 1890, Antonio Steinfeld se estableció en el curso medio del río Senguer; algo más al norte, en un paraje que hoy se conoce como La Laurita, se radicó Eduardo Botello junto con su hermano Luis y fundaron un comercio. Aquellos primeros años se dedicaron a comerciar con las numerosas tribus que poblaban la región. Eduardo se unió con Teresa Maniqueque, hija del cacique tehuelche septentrional Rafael Gabriel Maniqueque. También apadrinó a uno de los hijos del cacique tehuelche Kánkel. En 1895 se mudaron algunos kilómetros al sur, al paraje Choiquenilahue ("paso del avestruz"), sitio donde confluye el arroyo Genoa y el río Senguer. Dicho paraje era un sitio estratégico, ya que por allí pasaban las sendas que unían el centrooeste de Chubut con el sur de la provincia y otras que conducían a la cordillera de Los Andes y al interior del territorio del departamento Río Senguer. El mismo año, Steinfeld se trasladó al curso superior del río Senguer, algunos kilómetros al este de donde hoy se erige el pueblo Alto Río Senguer.Entre 1896 y 1902, Antonio Steinfeld y Eduardo Botello colaboraron con las comisiones para la delimitación del límite fronterizo entre Argentina y Chile, suministrando información, alojamiento, víveres y ganado. En 1902 Steinfeld se mudó al paraje Pastos Blancos, donde falleció a principios de la década del `20. Eduardo Botello falleció en Choiquenilahue en 1908.

Julio Germán Koslowsky, científico, explorador y colono
Julio Germán Koslowsky, naturalista lituano, es otro de los protagonistas de la historia de la Patagonia argentina que aún no fueron debidamente reconocidos. Fue uno de los tantos hombres de ciencia que trabajaron para el Perito Francisco Moreno en el Museo de la ciudad de La Plata y que en 1896 fueron enviados a la Patagonia para explorar los territorios que aún permanecían desconocidos, además de estudiar su flora, fauna y topografía con ojos de científico y delimitar el límite fronterizo con Chile. Entre sus méritos, se cuenta el haber explorado la totalidad del departamento Río Senguer; ser uno de los primeros blancos en alcanzar el extremo oeste del recóndito lago La Plata; ubicar y trasladar al museo de La Plata el primer meteorito hallado en la Patagonia; ser el primer hombre blanco que exploró la región donde hoy se erige la ciudad chilena de Coyhaique; ser el primer colono de Valle Huemules y con su presencia haber conseguido el valle para Argentina. En el mismo valle, en 1898 lideró una colonia de lituanos, polacos y rusos, que fracasó tras dos años de padecer hambre y frío. En cuanto a su labor científica, Koslowsky fue el primer herpetólogo de Argentina (rama de la ciencia que estudia los reptiles), fundador de la colección de reptiles del Museo de La Plata y en 1916 cofundador de la Sociedad Ornitológica del Plata. Entre 1896 y 1919 publicó numerosos artículos que avalan su labor científica. Koslowsky también fue un gran fotógrafo, y como tal, en 1896 tomó algunas de las mejores fotos que retratan a las tribus tehuelches del suroeste de Chubut; como las de Juan Kánkel y Manuel Quilchamal. En reconocimiento a su labor, en 1913 el gobierno le concedió 4 leguas en Valle Huemules. Al año siguiente se las vendió a Alejandro Menéndez Behty y compró una legua y media entre Valle Huemules y Lago Blanco. Luego se mudó a Buenos Aires. Tras varios fracasos económicos, en 1921 se instaló de forma definitiva en Monte Solo, su pequeña estancia situada entre Lago Blanco y Valle Huemules. Su fin fue similar al de muchos próceres de Argentina, murió en 1923 pobre y olvidado. Koslowsky escribió un libro con sus memorias que permaneció inédito en su mayor parte. Los manuscritos fueron destruidos. Según el alemán Hans Steffen, geógrafo contratado por el gobierno de Chile para explorar regiones desconocidas de la cordillera de Los Andes con el fin de delimitar la frontera con Argentina, Eduardo Botello, Antonio Steinfeld y Julio Germán Koslowsky se radicaron en la región por mandato del Perito Francisco Moreno. Según sus palabras, dicho propósito fue el de demostrar ante los representantes de la Corona de Inglaterra, árbitro en la disputa territorial, la efectiva presencia de colonos de argentina en la zona de frontera del departamento Río Senguer. Vale aclarar que Hans Steffen acertó en su apreciación y que el Perito Francisco Moreno logró su propósito. Un claro ejemplo es la presencia de Koslowsky en Valle Huemules, que consiguió adentrar la frontera unos 30 kilómetros hacia el oeste. Sin embargo, a ellos se les debe sumar la presencia en el departamento Río Senguer del italiano Artemisio Casarosa, radicado en 1892 en el curso superior del Río Senguer, y del francés Emilio Loyauté Pierre, establecido en 1896 en el valle del curso medio del río Mayo.

Pero la historia del departamento Río Senguer no se agota en la relevante vida y obra de estos tres hombres. La región fue el asentamiento definitivo de las tribus tehuelches de Quilchamal, Kánkel, Sacamata, Salpú, Maniqueque y de los manzaneros Marcelo Nahuel, Tramaleo y Esteban Tracaleu. Hasta la década del `40 perduraron 6 reservas indígenas. Dentro de su territorio, entre 1883 y 1884, sucedieron dos de los tres últimos combates entre el ejército y los indígenas (Apeleg y nacimiento del río Senguer), en lo que se dio a llamar "La conquista del desierto". La región comprendida por los valles de Lago Blanco, Valle Huemules y El Alto Simpsom (Chile, en el actual pueblo de Balmaceda) fue utilizada como refugio por los famosos pistoleros norteamericanos Evans y Wilson, integrantes de la banda de Butch Cássidy.
En la misma región existió la cuarta y más pequeña colonia de norteamericanos. En cuanto a las principales corrientes colonizadoras, según su orden de importancia, fueron: española, argentina, chilena, alemana, inglesa, boer, etc. A principios de la década del `20, los chilenos se alejaron de la región para colonizar los entonces despoblados valles cordilleranos de Chile de la región de Aysén. Con ellos llevaron usos y costumbres adoptados en Argentina, los que en la actualidad siguen vigentes. En la década del `30, a los ya citados, se les sumó un importante número de inmigrantes de origen sirio-libanés.

Nota: La historia de los hechos y los personajes citados, se desarrollan en detalle en los libros El viejo oeste de la Patagonia. Lago Blanco, Valle Huemules, El Chalía - Chubut-. La asombrosa Patagonia enla colonización del Senguer. 1890-1919 (próximo a editarse).

volver